Caminamos hacia el futuro...

Caminamos hacia el futuro...

Cosemos con hilo rojo nuestros corazones

Cosemos con hilo rojo nuestros corazones
Y los unimos para siempre con puntadas de esperanza...

domingo, 23 de diciembre de 2012

¿Dos madres? ¿Dos padres? ¿Dos familias?

  En este artículo, Claire Marie Gagnon defiende la necesidad de que el niño entienda y asuma la existencia de un doble juego de padres.

  La familia con la que vive, su familia para siempre, será con la que establezca lazos afectivos y vínculos duraderos, pero no podemos olvidar que aún cuando no tuviera ocasión de vincularse con ellos su familia biológica forma también parte de su historia.

  Cuando alcanza la adolescencia, "tiene que poder ser libre de despegar del nido estando totalmente separado de la cáscara de su huevo. Es importante que la limpieza esté hecha y que el niño no se sienta trabado por vínculos llenos de nudos, sino que se sienta a gusto en la representación personal de su árbol complejo. De eso depende su equilibrio psíquico."

No hay comentarios:

Publicar un comentario